PostImage

¿Es Bueno Entrenar hasta el Fallo Muscular? – Ignifits

Entrenar hasta el fallo muscular es un método que puede ayudarte a ganar tanto fuerza como masa muscular. Sin embargo debe ejecutarse con moderación por ser una actividad muy demandante.

Quizá en algún momento escuchaste hablar de entrenar hasta el fallo muscular, incluso sin saberlo, pudiste aproximarte a un fallo en algún momento de tu entrenamiento. ¿Cómo es posible? Si alguna vez superaste el número normal de serie que realizabas hasta que el músculo no podía continuar superando la carga, comenzaste a sentir que dolía y ya te era imposible continuar, entonces probablemente habías llegado al fallo muscular. Sin embargo, esta no es la única forma de llegar al fallo.

Existen opiniones encontradas sobre si este método es el más adecuado para desarrollar los músculos, y en qué momento durante la rutina se debe llevar a cabo, si durante todas las repeticiones de los ejercicios, o por el contrario, dejarlo para cuando ya se esté a punto de finalizar la actividad. Lo que sí es cierto es que no es apto para ser ejecutado por cualquier persona, pues tu cuerpo necesita estar preparado para poder hacer frente al esfuerzo sin que llegues a lesionarte.
 

¿CÓMO PUEDES ALCANZAR EL FALLO MUSCULAR?

 
fallo1

 
Lo más recomendable es que llegues al fallo al final del entrenamiento, de esta forma tu cuerpo se encontrará bien preparado y será el último esfuerzo que le pidas realizar durante la rutina de ejercicios. Algunas personas opinan que se puede ejecutar durante todo el entrenamiento o en algún momento del mismo, sin embargo, esto puede llegar a perjudicar la correcta ejecución de los otros ejercicios debido al cansancio.
 

ASPECTOS IMPORTANTES SOBRE EL FALLO MUSCULAR

 
fallo2


Si decides poner en práctica este método, tienes que saber cuáles son tus límites y hasta dónde eres capaz de llegar, de esta forma evitarás lesiones, pues lo que deseas es desarrollar tanto tu fuerza como tu masa muscular.

Antes de practicar el fallo debes haber mantenido un rutina constante de entrenamiento, con el fin de que tu cuerpo esté en forma y preparado para ejecutar una buena técnica.

Lo ideal es que sea bajo la supervisión de un entrenador, pues es la persona más calificada para guiarte durante el proceso, además siempre necesitarás de una persona que te apoye cuando tu cuerpo no pueda soportar más la carga.

Expertos opinan que el fallo muscular no es un método que debe practicarse de forma continua, así lo explica el Profesor Brad Shoelfeld, especialista en hipertrofia muscular. Indica que entrenar demasiado tiempo hasta el fallo muscular puede tener un efecto negativo. En un estudio llevado a cabo por Izquierdo y colaboradores observaron que dieciséis semanas de entrenamiento hasta el fallo muscular en cada una de las series derivó en una reducción de la respuesta hormonal; es decir que los niveles de testosterona se vieron crónicamente suprimidos. En definitiva, se debe entrenar hasta el fallo muscular pero no excederse con este tipo de entrenamiento.

Si abusas del fallo muscular, en vez de aumentar tus músculos puedes llegar a sufrir el efecto contrario por estar sobreentrenando, pues estarás estimulando el metabolismo catabólico.

 
Llegar al fallo muscular puede ayudarte a ganar tanto fuerza como masa muscular. Para ponerlo en práctica lo ideal es que lo dejes para el final de la actividad física, siempre contando con una persona que te ayude cuando no puedas seguir manejando el peso extra en caso de que apliques este método, pues también es posible llegar al fallo con cargas ligeras e inclusive con el peso de tu cuerpo. Recuerda que no deberías practicarlo a diario, ya que estarías sobre entrenando y perjudicando el desarrollo del músculo.

Destacados

ignifits